Carrito de Compras

Producto(s)

$ 0.00

No hay productos seleccionados

INICIA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE

 

Lo hemos intentado todo y varias veces comenzamos muy motivados con la nueva dieta que le funcionó a nuestra amiga o amigo, pero al poco tiempo desistimos. Entonces ¿qué hace que podamos mantenernos en un estilo de vida saludable siempre y ver resultados?. La clave está en los hábitos.  Aquí te dejamos algunos con los que puedes empezar:

 

1.      Decide vivir un estilo de vida saludable: Empezar a cuidarte no es simplemente seguir un tipo de dieta estricta por un rato, pues abarca varios aspectos y una actitud de decisión. Tómate un tiempo y define cómo quisieras que sea tu vida ahora. Cuando lo tengas, será más fácil encontrar qué acciones te llevarán hacia ello.

 

2.      Crea un plan y escribe tus metas: Plantéate los objetivos que quieres lograr. Establece metas que se vuelvan tu motivación y luego escribe las acciones que te llevarán a ello. Ve incrementando objetivos semana a semana y así lograrás crear un hábito que es lo que realmente interesa.  Esto se hace a largo plazo no es de un día para el otro.

 

3.      Aliméntate bien: Elimina de tu nevera y tu despensa los detonantes que te sacan del plan, así en momentos de debilidad no los tendrás a la vista; es tu oportunidad para ir al supermercado y llenar tu carrito de cosas saludables como: verduras, frutas, proteínas magras animales, cereales integrales (avena y arroz integral), tubérculos, etc.  Mantente hidratado y trata de que el 85% de lo que consumes sea natural y minimiza los alimentos procesados. Lo verás reflejado en tu piel y estado de ánimo.

 

4.      Incorpora una rutina de ejercicio que te guste: Encuentra el tipo de ejercicio que te guste hacer, prueba varias opciones y quédate con el que te sientas motivado a realizar; no a todas las personas nos motiva lo mismo. Recuerda que mantener actividad física es importante para activar tus endorfinas y desarrollar un cuerpo saludable más que simples números y medidas. Obviamente tendrás resultados visibles, el punto es sentirte bien contigo mismo.

 

5.      Respeta tus horas de sueño: Dormir en el horario adecuado te dará un descanso reparador. Nuestro cuerpo funciona con la luz del sol. Te sugerimos ir a la cama entre las 21h30 y 22:30, y descansar alrededor de 7 a 8 horas. Despierta cuando salga el sol, verás mejoras en tus niveles de energía, actitud y temperamento.

 

6.      Alimentar tu cerebro: La música, series, lectura y toda esa información que consumes tiene un impacto en nuestra salud mental. Podemos tener nuestros espacios de entretenimiento y ocio pero también es importante activar el cerebro, ponerlo a trabajar para evitar el deterioro cognitivo, así que aliméntalo con información positiva. Somos el resultado de lo que consumimos.

 

7.      Salir al aire libre: Busca lugares donde puedas reconectarte con la naturaleza, respirar aire puro y disfrutar de los rayos de sol.  Crea un plan con tu familia o sal a pasear con tu mascota. Realizar contacto con la naturaleza aportará a tu creatividad, te sacará de la rutina y los aparatos electrónicos. Desconéctate para regresar a casa renovado y con nuevas energías.

 

8.      Agradece: Este es un acto que te recarga de energía y te permite valorar todo lo que tienes a tu alrededor, verás cómo este pequeño pero importante hábito, te sorprenderá con una sonrisa en el rostro disfrutando de tu vida y dejando a un lado la queja de lo que te hace falta.

 

Con estos consejos nos gustaría verte que irradias paz y tranquilidad.  Te felicitamos y animamos por haberte decidido a ser la mejor versión de ti.