Carrito de Compras

Producto(s)

$ 0.00

No hay productos seleccionados

10 CONSEJOS PARA ORGANIZARTE Y SER PRODUCTIVO TRABAJANDO DESDE CASA


Solíamos pensar que trabajar desde casa podría ser cómodo y reconfortante; ahora que lo estamos viviendo podríamos responder: sólo algunas veces y es que si nos dejamos llevar por la postergación, agobiarnos con las tareas del hogar y que los niños hayan hecho de la sala un campamento para sus clases, podríamos empezar a generar estrés, desgaste y terminar abrumados por mezclar el tiempo personal con el laboral.  Mantente concentrado, sácale provecho a tu tiempo y el compartir en familia, con estos 10 consejos para trabajar desde casa:

 

1.      Crea una rutina: En la actualidad parecería que tienes todo el tiempo para hacer lo que quieres, pero al ser dueño del mismo, con más razón tienes que saber administrarlo.  Poner horarios te hará sentir balanceado.  Levántate con horarios establecidos para bañarte, tender la cama, desayunar, vestirte y así tu mente empezará a desarrollar el hábito de ambientarte para trabajar.  Establece horarios para tus comidas y snacks e implementa también una rutina para tus cosas personales después del horario de trabajo, ya que así elevarás tu autoestima al ver en tu agenda que estás dedicando tiempo para ti y los tuyos.

 

Tip extra para padres: Podría ayudarte levantarte muy temprano, antes que tus niños, toma una ducha, vístete cómodo y empieza la acción; tendrás 2 o 3 horas para dedicarle tiempo al trabajo muy concentrado y sin interrupciones con tareas concretas e importantes.  Cuando ellos se levanten, tendrás la mente despejada para dedicarte a tus niños (baño-vestido-desayuno) y dejarlos conectados en sus clases o actividades, que puedan realizar solos en casa y tú, poder continuar con el trabajo.

 

2.      Vístete para trabajar: Sabemos que desde casa puedes usar ropa cómoda y relajada, no es necesario usar terno o tacones pero, el simple hecho de quitarte la pijama ayuda a sacar la pereza de tu mente y ponerte en actitud para la acción. Arréglate todos los días sintiéndote productivo para dominar el día, prende la cámara en las video llamadas sintiéndote cómodo, hazlo como si estuvieras en persona; elevará tu autoestima y el cómo te perciben las personas.

 

3.      Organiza un espacio de trabajo: Trabajar desde la cama es malo para tu postura y no genera una actitud productiva para llegar a conseguir tus objetivos. Arma un ambiente agradable en casa, puedes tomar tu taza de té -que te acompañe- y deja que entre luz natural para incrementar el nivel de energía. Pero lo más importante es diseñar y fijar un espacio dentro de tu hogar para desarrollar tu actividad profesional, pues es vital sentir que puedes separar tu vida personal de la laboral.  Invierte en una buena mesa y una silla cómoda, y haz de tu zona de trabajo un lugar agradable para que te sientas con ganas de pasar más tiempo ahí.

 

4.      Organiza tu tiempo: Establece un horario y mantén una estructura.  Bien seas emprendedor o hagas un trabajo de oficina, intenta ser disciplinado y así lograrás aumentar tu productividad. Puedes destinar la mañana para tareas dinámicas que impliquen más inspiración y creatividad, y las labores sistemáticas pueden quedar para la tarde.  Incorpora descansos entre las tareas, recrearse es vital para que tu cerebro se relaje, puedes hacer espacios para revisar tu celular, caminar un poco, ir al baño, tomar agua, etc.  Además muévete, ya que pasar todo el día sentado puede cansarte más a la larga teniendo como resultado el no querer trabajar.  Incluye y respeta tu horario de almuerzo, no lo hagas frente al computador para volver a tus labores renovado.

 

Determina el final de tu día laboral.  Sabemos que existen ocasiones que el trabajo amerita realizar tareas extracurriculares, pero trata de trazar un límite. Y finalmente te sugerimos que tengas un horario para dormir que te permita estar activo para la jornada del día siguiente.

 

Tip extra para padres: trabaja con objetivos concretos en rangos de tiempo, combinándolos con las actividades del cuidado de tus pequeños. Puedes marcar con el cronómetro de tu celular, turnos de 30 a 60 minutos y planificar lo que harás en ese tiempo para tu oficina o trabajo independiente y después realizar la actividad que tengas planeada con los niños y así puedes ir intercalando.  Cuando trabajas con niños no tienes tiempo para perder, estos turnos de tiempo te ayudarán a concentrarte tanto en lo profesional como en tu labor de padre o madre.

 

5.      Consume alimentos saludables e hidrátate: En casa puede ser más tentador ir a más veces a la cocina y estar picando una que otra golosina; consume alimentos que te nutran y establece horarios para esos snacks. Prueba tomar agua y tener cerca tu termo para consumirla, te refrescará, quitará la ansiedad por comer más y hará que el cerebro pueda trabajar mejor.

 

6.      Ponte metas puntuales:  Detente un momento a decidir y escribir cuáles son las tareas y objetivos de la semana, esto te ayudará a mantenerte concentrado. Escribe las tareas pequeñas por cumplir día a día y mantenlas visibles para saber qué sigue. Organiza tu trabajo por prioridades que se te exigen, al final te sentirás realizado al cumplirlas.

 

7.      Maneja una vida equilibrada: Mantén una rutina tanto para tu trabajo como para tu vida personal dándoles la misma importancia, ten tus horarios de sueño y descanso establecidos, realiza ejercicio y lleva una dieta equilibrada. Puedes usar el tiempo fuera de oficina para escribir, leer, organizar tus ideas para liberar espacio mental y dedicar un tiempo para aprender algo nuevo. Darle importancia a tu crecimiento personal como laboral harán que disfrutes de todos los aspectos de tu vida.

 

8.      Elimina las distracciones tecnológicas: En casa se eleva mucho la tentación de mantener encendido el televisor o revisar tus redes sociales, bloquea lo que no aporte a tu trabajo, mantén las notificaciones en silencio y acostúmbrate a dejar todo esto en un segundo plano. Notarás que tu día será más productivo.

 

9.      Mantén una buena relación con tu familia: Te habrás dado cuenta que el trabajar desde casa Implica que parte de la familia está siempre alrededor. Hazles saber a las personas de tu hogar que estás trabajando, explícales que necesitas estar concentrado en tus tareas pero también dedícales tiempo de calidad fuera del horario de oficina, realizando actividades que integren a la familia como jugar juegos de mesa, cocinar o hacer ejercicio juntos, ayudarse mutuamente con las tareas escolares y del hogar, en la noche pueden ver una película o serie juntos. Lo importante es que todos puedan respetar sus tiempos y sus espacios y saber que existen momentos para compartir también en familia.

 

Tip extra para padres: planea en tu agenda actividades  concretas que vas a hacer con tus niños, y otras que tus niños tendrán que hacer solos mientras trabajas. Implementar horarios para leerles un libro, jugar con legos, actividades preescolares o dar una vuelta al parque, y otros para que puedan realizar actividades solos, para que desde pequeños empiecen a tener una estructura.

 

10.  Mantén una rutina de noche: No te vayas a dormir sin tener la casa preparada para el día siguiente: limpia y ordena, para que aproveches las horas de la mañana sin los pendientes del día anterior. Esta es una actividad que se puede trabajar en equipo con todos los miembros de la familia. Todos se pueden apropiar del hábito de dejar ordenando todo antes de irse a dormir.

 

Tip extra para padres: Deja preparada la ropa que se van a poner los niños y si es posible tú, la noche anterior, para que la mañana sea más práctica, realiza un menú de comida para saber qué cocinar cada día.  Estos pequeños pasos te ayudarán mucho para que tu día sea más eficiente y productivo con las tareas del hogar.

 

¿Qué te han parecido todos estos consejos? Sabemos que la rutina en casa puede ser agobiante pero lo más importante es mantener la calma y relajarse.  Habrán días muy productivos y otros donde la pereza te ganará. No importa, deja pasar ese día y vuelve a empezar. Las rutinas te ayudan a disfrutar de todos los aspectos de tu vida con mayor plenitud pero si un día fallan, tranquilo no es el fin del mundo, somos humanos y estamos para darnos una mano mutuamente.