Carrito de Compras

Producto(s)

$ 0.00

No hay productos seleccionados

10 HÁBITOS PARA UN HOGAR LIMPIO Y ORDENADO

10 HÁBITOS PARA UN HOGAR LIMPIO Y ORDENADO

Has escuchado la creencia de que ¿¿un espacio ordenado es igual a una mente ordenada??.  La verdad es que el desorden puede traer sensaciones que alteran nuestro equilibrio interior, trayendo consigo estrés, ansiedad y hasta insomnio.  Está comprobado que el ruido visual puede generar dolor de cabeza, mal humor, baja de atención y productividad, afectando también la creatividad.   Pero, ¿cómo sacar tiempo para todo?.  Todo es cuestión de hábitos, es por esto que te traemos algunos tips que podrán ayudarte para tener un hogar limpio, ordenado y una vida más equilibrada.  

 1.      Date un tiempo para organizar: Siéntate a realizar una lista de todas las tareas que sean necesarias para tener organizado tu hogar y dale un espacio en tu calendario, por ejemplo los días para lavar tu ropa, sacar la basura, bañar a tu mascota, etc. etc. Cuando organices todas esas tareas habrás conseguido un plan y ya no tendrás que preocuparte porque no te alcanza el tiempo para hacerlo; ahora solo tendrás que ejecutarlo. Esta lista te ayudará a visualizar lo que te toca realizar cada día. Te sugerimos que la pongas visible en tu refrigerador o si te funciona mejor de manera digital, puedes incluirla en tu computador o tu calendario digital favorito. 

2.      Tener un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar: Puede sonar un tip muy obvio pero es que pocas veces lo aplicamos y te aseguro, te cambia la vida y ahorra mucho tiempo. ¿Te ha pasado que al salir de casa no recuerdas dónde dejaste las llaves del auto?, o quieres hacer ejercicio y ¿no recuerdas dónde dejaste tus audífonos?. Y? ¿qué me dices del cargador de tu celular?.  Pues empezar con este hábito realmente hará tu vida más fácil, ya que al realizar cualquier actividad en tu hogar no solo sabrás exactamente dónde está cada cosa, sino que también tendrás tu hogar más organizado y te ahorrará tiempo porque sabrás exactamente dónde encontrar lo que buscas. De veras, cuando apliques este tip nos lo vas a agradecer.  Recuerda verbalizarlo con el resto de la familia para que todas las personas de la casa, sepan cuál es el lugar y para que los niños aprendan desde pequeños este hábito. 

3.      Tender la cama todos los días: Sé que a veces puede dar un poco de pereza empezar el día con tareas, pero cuando realizas esta tarea tu cerebro tiende hacia una disposición positiva durante el día, te llenas de energía porque empezaste con pie derecho y un gran check en tu lista de tareas.  Es importante tanto para las personas que trabajan desde casa, ya que les ayuda a mantener su espacio libre de contaminación visual, como para las que regresan de largas horas de trabajo y tráfico y encuentran su cama lista para descansar.  Así que despierta en la mañana abre un poco la ventana y deja entrar aire fresco para ventilar; tiende tu cama y listo.  Tu yo del futuro te lo va a agradecer todo el día y a la hora de dormir. 

4.      No dejes las cosas para después: Es tan sencillo como dejar las cosas en el puesto después de usarlas, y puedes usar este juego con tus hijos entonando la conocida melodía: ?a guardar, a guardar cada cosa en su lugar?.  Si haces de esto una práctica cotidiana te desharás de la pila de platos por la noche, la montaña de ropa el fin de semana, la mesa llena de tazas de té, etc.  Realizar tareas como lavar los platos después de comer o poner la ropa en su lugar cuando te cambies te facilitará la vida; aparte que te llenará de energía y vitalidad al regresar a ver la cocina y cualquier espacio de tu casa para darte cuenta que está todo limpio, libre y disponible para ser usado nuevamente. Existe una frase conocida por las mamás que te puede ayudar para este punto: ?todo lo que se saca se guarda, todo lo que se abre se cierra, todo lo que se riega se limpia en ese momento?. 

5.      Dedica un día o dos para realizar limpieza profunda: Este paso es infaltable, pon en tu agenda del punto uno, un día a la semana para dejar todo reluciente, ya sabes, es importante desinfectar tu hogar un día a la semana para que todo quede limpio, libre de bacterias que pueden causar enfermedades, además de sentirte a gusto en ese que es tu espacio personal y tener ese placer de que todo huela bien. Y si son varios en tu familia, es momento para delegar tareas a cada uno y así practicar responsabilidades y trabajo en equipo.

 6.      Pon un temporizador por áreas: Sabemos que la tarea de limpieza puede tornarse interminable y es cuando empezamos a divagar, vemos el celular, un video o dos y dejamos pasar el tiempo; es preferible poner un temporizador y concentrarse en la tarea para terminarla en tiempo récord.  Darle tiempo a cada área de tu casa te ayudará a dejar de aplazarlas -para hacer otras- y cumplir tu agenda para que en la noche te des un merecido descanso con canguil y tu serie favorita. 

7.      Dale ?una manita de gato? diaria: Búscate un espacio de 15 minutos en tu día, para darle una manito de orden y limpieza a tu casa: barrer, aspirar, recoger algunas tazas que se quedaron mal parqueadas en el escritorio de trabajo y limpiar el mesón de la cocina.  Esto ayudará a que el día de limpieza profunda semanal sea más llevadero. 

8.      No te vayas a dormir en un lugar desorganizado: levantarte en un lugar desordenado hará que la contaminación visual que veas al despertarte, llene tu nuevo día de pereza y desmotivación.  Si puedes dejar todo en orden antes de dormir, descansarás con satisfacción y la mente libre de pendientes.  Notarás que no hay nada mejor que despertar en un espacio ordenado y sentirás mayor predisposición para empezar tus actividades.  Haz la prueba. 

9.      Tener rutinas: Poner a lavar la ropa mientras lavas tu baño, hacer tu lista de compras antes de ir al supermercado, dejar ventilando el cuarto mientras desayunas, tener los productos de limpieza al alcance si tu casa es de dos pisos, hacer una lista de menús para las comidas de la semana, entre otras, son algunas de las rutinas que puedes implementar, además de ir buscando también las tuyas, con la idea de organizarte con cada tarea de tu calendario y ahorrar tiempo. 

10.  Trabajo en equipo: Enseñar a los hijos a participar en las tareas del hogar es un hábito muy importante, ya que el orden y limpieza del hogar es una responsabilidad de todos los miembros de la familia; es un respeto que se deben a ellos mismos, a las personas con las que viven y a la casa en sí.  Dales responsabilidades como tender su cama, lavar su ropa o delegar tareas de acuerdo a su edad, para que desarrollen el compartir en familia, autonomía, hábitos saludables y trabajo en equipo. 

Esperamos que estos tips te sirvan de mucha ayuda para hacer más eficiente la organización de tu hogar.  Existen excepciones lo sabemos, desde luego, habrán días en los que tengas que salir de casa apurado con tus hijos y dejando los platos del desayuno en el lavaplatos.  Pero si logras hacer de estos tips un hábito, te aseguramos que la convivencia en tu espacio especial, tu hogar, será más llevadera.